Noah, agricultor y granjero

 

Les presentamos la historia de Noah E. Colón Marcano, quien fue un bebé prematuro de 6 meses con un peso de 1 libra y media; por lo que requirió mantenerse en NICU para asegurar el desarrollo de su cuerpecito. Sus padres residen en Orocovis y se les hacía difícil trasladarse para estar junto a su hijo en el hospital. La Casa Ronald McDonald acogió a la familia por 106 días, desde el 19 de julio hasta el 2 de noviembre del 2019.

Ahora, Noah es un niño activo que disfruta de ayudar a su papá en la finca, “sembrar” y sentarse a observarlo. Le fascina pasar tiempo en el jardín con sus manitas en la tierra y brinca de alegría al ver camiones pasar por su casa. El pequeño siente un inmenso amor por los animales y disfruta alimentarlos, especialmente a su cabra Lupita y su gallo Sopón.

Este chiquitín es un ser especial que se fortalece cada día con el calor de su familia. Historias como las de Noah nos motivan para continuar ofreciendo “un-hogar-lejos-del-hogar”.